No cabe duda de que, mientras utiliza la Internet, usted debe haber escuchado el término de dirección IP pero, a menos que sea un experto en tecnología, puede que no tenga un conocimiento muy detallado con respecto a cómo esto funciona, salvo alguna vaga noción sobre dirección IP. Ahora vamos a tener una mejor comprensión del concepto.

Los direccionamientos IP son técnicas muy sofisticadas que les permiten a varios dispositivos tener una identidad distinta a través de la red y comunicarse sin problemas entre sí. La dirección IP permite que los miles de millones de dispositivos conectados a través de la red sean ubicados físicamente y diferenciados entre sí por direcciones IP únicas, asignadas a cada dispositivo. La dirección IP sirve lo mismo que una dirección física, y el ordenador necesita la dirección IP de otros ordenadores para comunicarse entre sí.

La IP, literalmente, significa Protocolo de Internet y, por lo tanto, una dirección IP es la dirección de los protocolos de Internet. ¿No lo entiende? No se preocupe; los protocolos de Internet son, básicamente, reglas respetadas universalmente por los sistemas operativos de todo el mundo, para facilitar una serie de actividades en la Red Informática Mundial. La dirección del protocolo de Internet es, pues, parte de la red interconectada que está diseñada universalmente para la comunicación sistemática a través de los dispositivos conectados, mediante la identificación de los dispositivos de inicio y otros destinos de Internet.

La dirección IP consta de cuatro grupos de números separados por un punto (.). Cada grupo tiene tres dígitos que van desde 0 a 255. Una dirección IP típica puede verse como 78.125.0.209. Estos grupos de cuatro dígitos les asignan a los dispositivos una dirección IP única, que hace posible que los dispositivos obtengan una identidad única a través de la Internet y nos capacita para comunicarnos mediante el envío y recepción de datos e información hacia los destinos deseados. Sin estas identidades numéricas, sería imposible comunicarse a través de la Red Informática Mundial, así como enviar y recibir información de forma detallada hacia el destino correcto.

 

Puede haber dos tipos de direcciones IP, estáticas y dinámicas. Las direcciones IP estáticas, como indica literalmente el término, nunca cambian y permanecen estáticas. Las direcciones IP estáticas proporcionan direcciones permanentes y permiten, de manera fiable, la comunicación y conexión remota a otros ordenadores. La dirección IP estática asignada por el Proveedor de Servicios de Internet expone la información básica relativa a la identidad del dispositivo, como ISP, ciudad, región, país y otras informaciones técnicas relacionadas con la latitud y longitud del dispositivo en particular. Hay muchos sitios web que ofrecen servicios para la verificación gratuita de la dirección IP del usuario. Usted puede buscar estos sitios web en Google y obtener su dirección IP al visitar simplemente los sitios.

Las direcciones IP Dinámicas se asignan cada vez que el ordenador u otros dispositivos se conectan a Internet utilizando los servicios de cualquier proveedor de servicios de Internet. Representan una de las direcciones IP que son compartidas entre un número de usuarios de Internet. Los Proveedores de Servicios de Internet utilizan las direcciones dinámicas, al compartir la misma dirección entre un número de suscriptores, debido a la disponibilidad limitada de las direcciones estáticas. Las direcciones dinámicas no sólo reducen los costos de operación, sino que también les permiten atender a más suscriptores.

Los usuarios prefieren una dirección IP estática cuando tienen que proporcionar una dirección IP permanente para el uso de servicios tales como juegos en línea, VoIP [Voz sobre Protocolo de Internet] y muchos otros que requieren del reconocimiento de los dispositivos para localizar y conectarse a la computadora.

Incluso cuando está utilizando una dirección IP dinámica, que es una dirección temporal y por una sola vez, usted puede utilizar el servicio de DNS para permitirles un fácil acceso a otros ordenadores para encontrarlo y conectarse. Usted debe verificar este servicio con su Proveedor de Servicios de Internet, ya que podría requerir de cargos adicionales.

Al contrario de las direcciones IP estáticas, las direcciones IP dinámicas son muy difíciles de rastrear y, por lo tanto, proporcionan salvaguardias contra la minería de datos. Sin embargo, el riesgo de seguridad involucrado con las direcciones IP estáticas puede gestionarse de forma eficaz, al seguir prácticas seguras en la Internet e independientemente de la dirección IP utilizada para el servicio de Internet.